terça-feira, 16 de outubro de 2018

Mutação

A amargo azedou o doce.

sexta-feira, 10 de agosto de 2018

sábado, 23 de junho de 2018

Glossolália

Desde março não escrevenho
Não reamarelo os dedos
Nada me escorre pelo canto da boca
Não respiro pelo abdômen
Nem homem, nem moçassinto
Desde abril não vejo escova
Não cheiro acetona, alcoolizo
Nada me ocorre no estômago
Nem o amor, nem ânsiasia
Não solfejo nem vejo sol
Desde maio não comovento
Não derramo estranhezas
Nada me gasta a desvida
Nem a dor nem a bebida
Não vejo a hora de agostar

Ana Oliveira



quinta-feira, 1 de março de 2018

Aos abalos e remendos

















Estou sempre a remendar a vida
Parece que meu lugar no mundo
É fora dele. À parte. Ao lado.
É isso! Meu lugar no mundo
É à margem desta vasta esfera
Onde mais vasto é o meu coração
Talvez o deserto seja o meu lugar
Inóspito, frio, imenso
O mesmo deserto que decerto vive
Dentro dessa imensidão de pessoas
Que se desencontram no aglomero
De seus pensamentos
É que o inferno somos nós
E o problema não é a multidão
Mas ter que fugir da gente
Somos perseguidores de nós
Talvez a escolha fosse parar de fugir
E voltar para o útero da terra
Ou buscar a gente n’alguma profundeza
Em alguma cova ancestral
Nesses lugares escuros, cheios de bichos
Nenhum mais cruel do que aqueles
Que carcomem a alma
Amiga, a vida só é aceitável na arte
De resto são libertamentos
Que só as lápides podem nos dar
A arte anda a contemplar
Transeuntes apressados
A procurar de dor
Amiga, ao contrário de morrer,
Viver dói todo dia.

Ana Oliveira

Referência imagem: https://bokja.wordpress.com/2013/04/08/migration-stories/

quinta-feira, 22 de fevereiro de 2018

Em caso de liberdade, quebre o vidro.


No quadro que mora na parede
Há uma bailarina

No quadro que mora na parede
Há uma bailarina morta

Morta de saudade...
Morta de desejo...
Morta de vontade de sair de dentro do quadro

E dançar!

Ana Oliveira

segunda-feira, 20 de novembro de 2017

Poema da tarde

Tardes de gabinete
Papéis revoltosos
Jogados ao acaso
Dados mallarmenianos

Alma reticente
A espera do poema
Algemado e amarelo
Voa abruptamente

Corpo transcendente
Devorador de sóis
E de sorrisos de lua
Poesia aloucada e nua

20/11/2017

sexta-feira, 17 de novembro de 2017

O.olhador de mundos

Janelas esc ndidas
Uma "atenta" ao convite
Outra a vigiar o instante
Da retina que passa
De vidraça aberta
E vê dois tempos"
Dois mundos,
                      ohlepse me
A refletir 
                m o v i m e n t o s
Controversos
 x
Paradoxos
Expostos a duas
E ao mesmo tempo
A nenhuma lente
Dentro de um [caixote]
Abarrotado de memórias
Díspares, desfocadas
Lumes 
           encobertos
Sem dizer de si
Em duplo suspense...
Dois que viram três
Que viram um

domingo, 5 de novembro de 2017

Resenha do filme: Corazón de León


Una película encantadora, sensible y emocionante que habla de personas, sus miedos, secretos, alegrías y aflicciones. La historia central de “Corazón de León” pasase en Buenos Aires y su personaje principal es León, un hombre que tiene una particularidad, un “pequeño” problema que a los ojos de la sociedad es prácticamente gigante. Él es un arquitecto con una carrera de suceso, un buen amigo, un padre amoroso y una persona justa y honesta. 

Un día, León ve una mujer que parece muy enojada jugar un móvil en el suelo de un parque de la ciudad. Agarra el teléfono y llama el número registrado como “casa” y habla que encontró el aparato y que le gustaría devolver. Ocurre que él quedase muy interesado por la morocha y la invita para un encuentro inusitado. En el día marcado, juntamente con el susto de la mujer delante de la “estatura” de su benefactor, el encuentro acaba en un paseo de avión y un salto de paracaídas. En virtud de eso, la mujer quedase encantada y él también. Algunos días después ella llámalo y los dos salen quedándose cada vez más enamorados. Pasa que León tiene solo 1,36 de altura, lo que hace con que Ivana empiece a tener muchas dudas y miedos pues toda la gente mira León con prejuicio y se ríe de él. 

La película trae en su enredo, de una manera muy sensible, un asunto polémico: la diversidad. Trae también otros ejemplos de personas consideradas “minoría” por la sociedad como un personaje surdo, una secretaria negra y otra gorda. En muchos momentos muestra como sufren las personas que viven con alguna diferencia que a los malos ojos de una parte de la sociedad es considerado feo, un defecto o todavía, una aberración. 

Pero Ivana, enamorase de verdad por León y los dos empiezan a enamorar. A pesar de felices, la estatura de León es siempre un incómodo para las personas a su alrededor y esa situación tornase cada vez más insustentable para Ivana. Un día, ella cuenta lo que siente y él quedase muy herido mandándola que salga de su casa. Los dos pasan por días muy tristes y León sufre tanto a punto de admitir a su hijo que, en la verdad, no le gusta su condición y que siempre ensoñó ser un hombre alto y “normal”. Su hijo le dice que no hay ningún equivoco en su padre y que tiene mucho orgullo de él. Ivana, por su vez, sufre mucho, llora y se arrepiente de todo que habló pero León viaja y no contesta sus llamadas. Ella lo procura a todos los lugares donde finalmente descubre su destino y va a su encuentro. León la perdona y la aceita de vuelta. 

La lección principal de la película es que las diferencias no dicen nada sobre el carácter de un ser humano. Que se nosotros pudiésemos amar las personas por su buen corazón o sus calidades y no por cosas tan pequeñas como un color o una condición física diferente, haríamos del mundo un lugar mucho mejor. 

Chapecó, 29/05/2016